Noticias

Conoce nuestras últimas noticias

¿Qué estás haciendo por Venezuela?

Actualmente, Venezuela está pasando por uno de las mayores crisis en el mundo, las cifras sobre violencia, mortalidad, déficit de medicinas e insumos médicos alarman a todos. Cada uno es consciente sobre cómo está la situación, a diario se escuchan historias de madres que cuentan cómo cada día se levantan para recorrer las calles de cualquier ciudad, buscando ese medicamento que le puede salvar la vida a su hijo.

Según el informe anual del Programa Venezolano de Educación-Acción en Derecho Humanos (Provea), al menos 23 millones de venezolanos reciben un salario que por lejos no alcanza para comer tres veces al día, pagar el arriendo, los servicios, la educación y los demás gastos rutinarios. Eso significa que el 75%, es decir, 25% más de la mitad de la población se encuentra en situaciones de pobreza.

Además, señala que el año pasado 6 de cada 10 venezolanos hicieron entre 6 y 8 horas de filas a la semana para comprar, por ejemplo leche, un alimento que en Colombia se consume a diario y que podemos encontrar en cualquier supermercado. Lo más alarmante es que las cifras, en vez de reducir, aumentarán en cuestión de meses. Para entenderlo más fácilmente, un producto de la canasta familiar como la harina de maíz pasó de costar 19 a 190 bolívares el kilo y el pollo entero beneficiado subió de 65 a 850 bolívares. Esto según datos de la Superintendencia para la Defensa de Derechos socioeconómicos.

Si bien los alimentos son escasos, las medicinas al parecer son inexistentes. En el reportaje: “Mueren recién nacidos y faltan las medicinas: el colapso del sistema de salud en Venezuela”, del diario The New York Times, Nicholas Casey narra los devastadores casos de venezolanos que sufren en los hospitales por el déficit de medicinas e insumos médicos. En el reportaje se entrega una dramática cifra: la tasa de mortalidad entre bebés menores de un mes aumentó más de cien veces en los hospitales públicos que dependen del Ministerio de Salud. En el transcurso de un día, mientras Casey estuvo en Venezuela, 7 bebés murieron en sólo uno de los hospitales que visitó. Entonces, la pregunta es: ¿cuántos cientos de niños fallecen día tras día en el país?

En 2016, la organización Provea recibió 3.719 denuncias (40% más que el año pasado), especialmente por falta de medicamentos y equipos médicos. Es claro que la tragedia no termina, sino que se hace más grande.

En La espiral descendente de Venezuela, otro reportaje realizado por The New York Times, se hace un análisis de la crisis venezolana en relación con la violencia en las calles. Las cifras revelan que el país latinoamericano está peor que Afganistán en 2015, país donde la guerra es el pan de cada día. Si allí hubo 3.545 civiles muertos, en Venezuela hubo, únicamente en el primer trimestre de este año, 4.696 jóvenes, adultos y mujeres fallecidos.

Es excesivamente fácil encontrar videos sobre personas linchadas, golpeadas e incluso quemadas. Ante la negligencia de las autoridades venezolanas y la desesperación de los ciudadanos que no tienen siquiera para comer, la justicia ha sido tomada a mano de los ciudadanos. La violencia sigue creciendo por cada día que pasa, en cualquier momento y lugar.

¿Qué va a ser de nuestras futuras generaciones cuando estamos perdiéndolas poco a poco?, la muerte de tantas personas, sin importar su edad o género, está reestructurando la sociedad actual. Nuestras generaciones están creciendo rodeados de desnutrición, enfermedades, violencia y muerte. Por esto es necesario ponernos manos a la obra inmediatamente y contribuir al cambio.

En vista del preocupante caos, la Asociación de Venezolanos en Colombia invita a todos nuestros asociados, aliados y amigos a ayudar a nuestro país. Cada uno de nosotros puede aportar su granito de arena, incluso el más mínimo detalle puede cambiar la situación actual de miles de personas que piden con urgencia se les lleve alimentos o medicamentos. Asocvencol tiene varios proyectos en funcionamiento en los que todos podemos colaborar.

En lacampaña de donación de medicamentos, por ejemplo, Asocvencol, en conjunto con sus aliados, ha ubicado cajas rojas para la recepción de medicamentos e insumos médicos en distintos puntos de la ciudad.  Hay que tener en cuenta que cualquier donación es preciosa, desde unas aspirinas hasta tratamientos para el cáncer. En momentos como este, una sencilla jeringa puede salvar una vida. Y ya que tenemos al alcance de nuestras manos la posibilidad de enviarlas, es nuestro deber hacerlo.

Entre otros valiosos proyectos tenemos el comité de Talento Joven donde buscamos facilitar a la comunidad venezolana, la entrada al mercado laboral colombiano. Entendemos lo difícil que es competir con miles de otros colombianos que llevan la ventaja por ser nacionales, es por ello que a través de nuestras alianzas buscamos posibilitar el contacto entre las empresas y los aplicantes.

Invitamos a las empresas a reflexionar sobre las dificultades que pasan todos los migrantes al encontrar un trabajo. Al llegar a un país extranjero hay que legitimar todos los papeles, experiencias e información. Experimentar tanto desconfianza como xenofobia es inevitable para un inmigrante. Por eso, los invitamos a tener en cuenta las dificultades al ver a un venezolano buscando trabajo y a pensar en lo que tuvo que pasar para presentarse ante ustedes.

Asocvencol mediante sus diversos comités ofrece todo tipo de ayudas (oportunidades laborales, integración con los colombianos, asesorías legales, acompañamiento durante urgencias, entre otras, para aquellos venezolanos que han llegado a Colombia en busca de una nueva vida. Nuestros propios miembros de la organización entienden lo difícil que es hacer el cambio de Venezuela a Colombia, a pesar de ser estos países hermanos. Por lo que, nos proponemos a ayudar de todas las maneras que encontremos. Nosotros ya empezamos con la tarea, sólo faltas tú. ¡Anímate!

Categorías de Noticias